domingo, 2 de noviembre de 2008

Vacaciones (V, capítulo final)

Escribo esto ya desde la 'orange house', horas después de que mi cuerpo (no mi alma) aterrice en Madrid. Fueron tres semanas de indescriptibles paisajes exteriores pero sobre todo interiores. Sigo confirmando que viajar es una de las mejores formas de aprender sobre un@ mism@ y sigo apostando a los sentimientos más allá de las fronteras. A la espera de que me salgan más palabritas, mando muchos besos a quienes siguieron esta nueva singladura, a quienes pude abrazar en vivo y a quienes me quedé con ganas de hacerlo, a quienes leyeron y se sintieron cerquita cerquita a pesar de las distancias o simplemente a quienes pasaron por aquí...

4 comentarios:

CASANDRA dijo...

lBIENVENIDA AL HOGAR!!!!!! aquí estamos de nuevo contigo, para que nos cuentes....un beso y un abrazo

ANONIMA VENECIANA dijo...

Amelie. Ya estàs en Madrid. Que pena que no pudimos vernos, pero me contaste todo lo que hacias y la verdad que te entiendo.ja.ja.., pero la verdad que disfrutaste y te bebiste los tiempos y la barra de las amigas de Montevideo se que te dieron una bienvenida hermosa. Me imagino como estarà tu corazòn y tu alma. Esperamos tu relato.
Besos desde Buenos Aires
Vene

la-nata-contra-el-vidrio dijo...

Cuánta emoción Amelie, pues no sabia que mi interlocutora fuera una compatriota. Eres una Amelie querida por ser como eres y por ser uruguaya. Me hubiera gustado saberlo antes, para brindarte en estas calles -también- una bienvenida.
Un beso de xavier.

amelie dijo...

CAS: gracias por la bienvenida y posteriores palabras. Aún debo aterrizar para atender a todo el mundo como merece.

ANÓNIMA VENE: sorry una vez más por el desencuentro porteño. Te diré que incluso hay amigos a quienes no pude ver, así que con eso te defino lo que fueron esos días de agenda apretada. Un beso grande

XAVI: jajajaja, me río mucho con tus palabras. Imagino que cuando dices lo de 'compatriota' será por 'compatriota del alma'. No soy uruguaya, pero como si lo fuera, por lo que siento y por lo que dicen quienes me conocen jajaja... De veras me hizo mucha gracia leer tus palabras. Igual te agradezco esa cercanía como para decirme algo asi. Te mando un beso grande y gracias, una vez más, por pasar por este rinconcito naranja