miércoles, 18 de febrero de 2009

Hace 18 años que tuve 18 años

Me permito la licencia de parafrasear al gran Serrat para decir que hace 18 años que tuve 18 años. No me había dado cuenta de este detalle hasta que anoche un compañero me hizo ese juego de palabras. Ayer, hace 36 años, en un pequeño pueblito de Ávila llamado Sotillo de la Adrada (a unos 80 kilómetros de Madrid) llegué a este mundo, que no es ni mejor ni peor que otros, es ÉSTE. 

Ayer, hace 36 años, mi madre me parió con la única ayuda de su suegra, una hermana suya llegada de Badajoz y el médico local. Sin epidural. No digo que sea ni mejor ni peor, sólo que FUE ASÍ y que me encanta presumir, en estos tiempos, de ser 'de pueblo' y de haber nacido en la casa de mi abuela (que se fue hace mucho más que 18 años).

No recuerdo el día que cumplí 18 años. Imagino que, en aquella época, lo celebraría con mis amigas del instituto, de las que sólo una sigue dentro de mi vida. Era el último año, estudiábamos lo que entonces se llamaba C.O.U., es decir, Curso de Orientación Universitaria, que en realidad era pura preparación para el examen de selectividad que nos permitiría acceder a una carrera. Es decir, la orientación ya la habíamos decidido años antes, cuando nos tocó seleccionar 'letras' o 'ciencias'. Tres compañeras de la clase elegimos estudiar Periodismo, a pesar de que muchas profesoras nos hablaron del mal futuro que tendríamos. Hoy dos de ellas trabajan en gabinetes de comunicación y yo en una agencia de noticias bastante importante. Ahora, viendo cómo transcurrió todo, no me arrepiento de uno solo de mis pasos. Escribo, que es lo que quería hacer; quizá no todo lo que quisiera o como quisiera, pero no puedo decir que equivocara mis pasos. Respecto a las amistades y las relaciones personales, afortunadamente después llegó todo lo mejor... Pero como me gusta hacer balances de todo y analizar lo que ocurre en la vida, no digo que fuera culpa de nadie, sólo que yo también tenía que CRECER...

Desde que nací, el hecho de que mi padre fuera socio del Atlético de Madrid marcó mis colores futbolísticos como aficionada. Tengo algún leve recuerdo de mis visitas al estadio Vicente Calderón (ése que desaparecerá en poco tiempo), como aquel 75 aniversario del club en el que actuó ¡¡¡Rafaella Carrá!!! y en el que hubo tantos fuegos artificiales que yo me asusté. Claro, tenía sólo cuatro años. Él, todo orgulloso de su primogénita, me llevaba los domingos en la vespino que tenía para moverse por Madrid y nos sentábamos con su grupo de amigos a ver el fútbol. Esta parte no la recuerdo, pero me la han contado tantas veces que casi puedo visualizar la imagen de una 'mica' metida ahí entre hombres. Más o menos lo que, con el transcurrir de los años, ha sido mi trayectoria profesional. No digo que esto sea positivo o negativo, sólo GRACIOSO.

A los 18 no soñaba ni por asomo con tener amig@s de otros lugares del mundo ni mucho menos con viajar a Sudamérica. Hoy me resulta imposible concebir la vida sin algun@s de ell@s. Anoche, horas después de cumplir los 36, recibí un lindo regalo de cumpleaños, un relato sobre un jugador 'bolso', Santiago Ostolaza, cuya historia desconocía (a pesar de que llevo años trabajando con el fútbol latinoamericano, me falta tanto por aprender...) y pensé en la cantidad de idas y vueltas que tiene la vida, aunque sea trasladada al mundo del fútbol. El domingo pasado pude ver en vivo el Atlético de Madrid-Getafe, que terminó 1-1 con goles de dos uruguayos, Forlán para los locales y Alvín para los visitantes, y cuando marcó el rojiblanco la gente le obsequió con gritos de '¡¡¡u-ru-gua-yo, u-ru-gua-yo!!!' a pleno pulmón. Lo dicho: idas y vueltas.

Con 18 años tenía una máquina de escribir tradicional para hacer los trabajos de la universidad en el pequeño 'zulo' que era mi habitación familiar y una máquina de fotos bastante cutre; con 36 vivo en mi casita naranja, tengo un portátil y una cámara digital, escribo en varios blogs y tengo e-mail, he viajado a lugares del mundo con los que siempre soñé como Ushuaia (el fin del mundo) o Rapa Nui (isla de Pascua).

Con 18 años yo no me gustaba nada (aunque creo que esto es algo bastante habitual en la adolescencia) y ni siquiera soñaba con las maravillosas sorpresas que la vida iba a depararme; con 36 estoy bastante a gusto con mi persona y trato de disfrutar esos regalos de la vida según llegan. Con todo.

Hace 18 años que tuve 18 años. Y lo mejor de todo es que no volvería a ellos por nada del mundo...

15 comentarios:

El Gato dijo...

Gracias a Iván y sobretodo a Líber Falco fue que pude conocer a una de esas personas que por su bondad y por su sonrisa, por la mano tendida y solidaria y por muchas cosas más, puedo decir hoy que Amelie es mi amiga. Además de ser más montevideana que yo...
Búfala y naranja...
FELIZ CUMPLEAÑOS!!!

CASANDRA dijo...

Querida Amelie: si esto fuera un conversación cara a cara, te diría cosas de cada cosa que comentas... pero el caso es que en este lugar generalmente dejo un comentario breve, así que es para desearte lo mejor, decirte que sos una bella persona física y espiritualmente, y que me honro de contar contigo en ese Madrid que algún día conoceré y disfrutaré en tu compañía. Vale!!! (saludos a Don Gato, que gracias a él te conocí, y a Liber Falco, y al destino...)

Juan Pedro dijo...

Hace unas semanas, Buenafuente entrevistó en su programa a Miqui Puig, tipo positivo y enriquecedor. En un momento de la entrevista, Puig afirmó que hay que ser "hooligan".

--¿Un hooligan? --preguntó Buenafuente, ojiplático.

Puig esbozó media sonrisa y aclaró que lo que quería decir es que hay que ser un HOOLIGAN DE LA VIDA, aceptarla como viene, a cada minuto, defenderla, saborearla, disfrutarla a tope.

Querida amiga naranja, no voy a decir más palabras que las sabias y cariñosas que dicen tus amigos. Sólo quiero darte las gracias por ser una hooligan de la vida y animarnos a todos a serlo.

Por cierto: el post, maravilloso.

Un abrazote

Lucía.uy dijo...

Japiverdituyuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu! jajajajaja.....FELIZ CUMPLEEEEE!

Qué buena tu crónica de un "cumple de 36", sos una niña! una guachaaaa diríamos por acá! jajajajaja...........pasaste bien? Eso espero y deseo.

Un año más que importa! ya estamos jugados! jejejejejejejeje....Salú Amelie! por muchos, muchos más y que podamos verlos juntas!

Un fuerte tirón de orejas y besos pa mitigarlo!

Le Santi dijo...

Que lo cumpla muy felí bó, sos terrible japende sos y que unque sea dentro de 18 años nos veamo por acá nos veamo, en Bacacay, donde estoy laburando ahora, vos medio jovata y yo un geronte destruido pero siempre hooligan y nos tomemo un medio y medio nos tomemo pa festejar cualquier cosa, el color naranja por ejemplo. Je, qué iluso yo, pensar estar tiodavía dentro de 18 ñoquis...

amelie dijo...

GATO: palabras emocionantes las suyas, amigo... Después de todo lo compartido, volver a aquel origen me mató, ¿será que estoy más sensible con los 36? Jajaja... Gracias por tanta cosa linda y gracias, sí, a Iván y a Líber por unirnos así. Un beso grandeeeeeee

CASS: debo decirte que en un principio la crónica iba a titularse "la madre que me parió" porque el otro día, leyendo esa nota tuya sobre bajarse de los tacones y tu maternidad me inspiró bastante, me dio que pensar sobre eso de no felicitar nunca a las madres cuando sus hij@s cumplen. Finalmente lo centré en eso de los 18 y los 18, pero ta, a mi madre tenía que nombrarla. Un beso muy grande (de color naranja, claro) también para ti.

amelie dijo...

JUAMPE: me encantó eso de 'hooligan de la vida'. Se parece bastante a ese término que un amigo mío (te lo digo porque sé que tú ves el otro rinconcito naranja también) dijo hace poco sobre el 'fundamentalismo' de la amistad. Qué lindo eso de reutilizar palabras cargadas habitualmente de fondo negativo y darles toda una carga energética importante. Sí, en realidad, me considero así, una 'hooligan' de la vida, no puedo evitarlo. Pero ¿cómo hacerlo? ¿cómo privarse de relacionarnos con l@s demás, de mirar un atardecer -o una luna llena-, de oler una hierba recién mojada? ¿cómo no amar la vida con todo? Sí, afortunadamente, tú también eres de esos de la lista interminable de amig@s que estuvieron presentes el otro día. Gracias por eso y por varias cosas más (eso de ir atrás en el tiempo es algo que haces maravillosamente en tu blog, felicidades por ello y disculpa el atrevimiento de hacer un ejercicio parecido en éste). Un beso naranja, compañero...

LU: si de brindar se trata, pues hagámoslo, amiga, más pronto que tarde jajajaja... Ya sé que no beberás tannat, pero ta, cualquier cosa vale para un par de locas. Un abrazote que te tiña de naranja...

SANTI: en el Bacacay o en Roldós, como si es en la rambla, pero que caiga un medio y medio o unos mates o una patricia bien fría, qué más da... Disfrutemos de la vida, me consta que también eres uno de esos 'hooligans', así que vamos con todo... Me encantó lo de 'japende' jajajaja. Muy bueno. Un beso enorme y gracias por las felicitaciones

Raúl dijo...

Maravilloso!!! Tenemos otro punto en común, naciste en pequeño pueblito de mi apellido (jeje, algún día entraré a buscar derechos por ahí).
Y si con eso no alcanza, cumplis años el mismo día que una de mis sobrinas.
Haciendo gala de una de mis mejores y mayores tradiciones, llegué tarde.
Así que desde acá y desde ahora, celebro contigo la dicha de conocerte, 18 años después y con la suficiente madurez para apreciarlo y disfrutarlo con más conciencia.
Un abrazo grande

Anónimo dijo...

santakopower:
Solo que felicidades. La diferencia horaria tiene estas cosas (que permite tener excusas baratas siempre a mano). Lots of love.

Beatriz dijo...

Hay una canción que se llama "Volver a los 17".Me parece hermosa como canción, pero no comparto lo que dice.
Así como tu no compartes volver a los 18.
¡Claro que no! La vida es eso, vivir cada día profundamente, adquirir experiencia, llegar a viejo, tener nietos y saber disfrutarlos. Recordar con cariño a los que ya no nos acompañan...
Porque eres una mina maravillosa, te deseo (tarde), pero te deseo un muy, pero muy FELIZ CUMPLEAÑOS, AMIGA!

ANONIMA VENECIANA dijo...

Amelie. Feliz Cumpleaños !!!!!!!!!!!!!! Que hermoso relato !!!!!!!!!! Me encanta leerte y yo tampoco volveria a los 18, aunque sos muy joven igual, ja.ja.ja. y tenemos que brindar en algùn punto...con medio y medio, o un buen tinto por acà, o cuando vaya a conocer el pueblo de mi abuelo en Ribas del Sil, Lugo....no se, pero estar unidos, estamos todos , y todos envueltos en tu color naranja, ....en tu camino, en tus encuentros, en todas las pisadas que fueron quedando y las que estàn por venir..........
Se te espera Amelie
Desde Buenos Aires amiga, Feliz Cumpleaños !!!!!!!!!!!!
Besotes de todos los colores !!!!!!!!
Vene

Anónimo dijo...

Ups me emocioné, qué raro que me pase eso contigo; digo contigo porque tus letras son un puente directo a ti.

Varias cosas

- No sé si podrá pero me encantaría conocer tu pueblo, y si es día de feria, mejor.

- Adoro a Rafaella me muuuuuuuuero que la viste de chiquita. Anecdota! En el polonio andre tuvo el atrevimiento de criticarla y yo arremetí con Xuxa, personaje que ella amaba en sus años mozos! Debo decir que esa tarde nuestra amistad tambaleó.

- Muy fuerte lo de u -ru- gua- yo, sin palabras! Lo único que sé, es que tenés que ir al centenario con Juanchi, cita impostergable en tu vuelta a casa.


- Sos grande amiga, sos grande porque Sos.


te quiero
dani

Un tal Iván dijo...

"con 36 estoy bastante a gusto con mi persona y trato de disfrutar esos regalos de la vida según llegan. Con todo." No encuentro mejor definición de "madurez" que ésa. Llegar a ese estado no es resultado natural de los años, es la construcción de una personalidad forjada en la permanente superación. Y lo ha sido, seguramente, con muchas alegrías, pero también a costa de amarguras, de aprendizaje a partir de errores propios. Un proceso que hace que sientas que con 36 sos mejor que cuando tenías 18, y que no quieras volver, porque llegar a eso te ha costado. LABURASTE, para eso. Volver sería retroceder.
Arriba esa copa bo. Chin chin

maui_29 dijo...

La verdad que me sentí muy reflejada en tus palabras y las de "un tal Iván"...yo ando en época de las mismas reflexiones ya que dentro de 31 días también estaré parada en la línea que marca que hace 18 años tenía 18 años jajaja!!!
Los recibo contenta, con balance positivo y con muchos sueños todavía por cumplir

Un abrazo fuerte!!!

MORGANA dijo...

qué post más vital.
coincidimos en que mi padre también era del atleti, estaba bobo con su niño torres.
besitos.