miércoles, 19 de agosto de 2009

Sobre el efecto mariposa y más...

Ayer quedé con una amiga que atravesaba por un mal día. Después de cenar, paseamos tranquilamente por las calles de Madrid (levantadas por las obras y, a pesar de ser verano, plagadas de gente) y, en medio de muchas otras cosas, le expliqué el "efecto mariposa" aplicado a las relaciones humanas.

Estoy convencida de que una buena acción hecha en un momento particular se te devuelve de alguna manera, no digo inmediatamente ni siquiera de forma recíproca, pero regresa, como si fuera un 'boomerang' con la misma fuerza que pusimos en comportarnos bien.

Hoy he experimentado algo parecido en el trabajo. Me he dado cuenta de cómo una noticia hecha ayer, a partir de una entrevista telefónica, podía provocar una reacción positiva al otro lado del mundo. Mis compañeras decían que era el sueño cumplido para l@s periodistas: mejorar el mundo gracias a nuestro trabajo. Y sí, hoy me he sentido así.

Me ha servido para comprobar que en el mundo, a pesar de las tecnologías, las modernidades, los aislamientos, lo importante es lo más básico que tenemos: la palabra. Y que si la empleamos bien, sirve para buenos fines.

De la misma forma, a pesar de que 'facebook' sea un buen chivato, como yo aún no estoy en la red social, he tenido que enterarme de viva voz por otra persona de que un buen tipo (me parece la mejor definición para alguien a quien aprecio muchísimo a pesar de las distancias que los distintos tiempos nos imponen y que, además de buena persona, es gran escritor) cumple hoy 40 años. ¡¡¡Felicidades, amigo!!!

10 comentarios:

Guidaí dijo...

"El Efecto Mariposa aplicado a las relaciones humanas".
Me dejaste pensando...
Te dejo un abrazo con rayitos naranjas de sol :)

amelie dijo...

GUIDAÍ: ¿te dejé pensando para bien o para mal? Jejeje...

Me parece hermosísimo darse cuenta de que las buenas o las malas acciones que hagamos con la gente que tenemos alrededor o incluso con desconocid@s se traduzcan después en buenos o malos gestos con otras personas...

Un beso muy grande, amiga, y gracias por pasar

Elizabeth dijo...

Comparto totalmente contigo en que al fin de cuentas, "lo más importante y básico que tenemos es la PALABRA". Sea dicha con la voz o con las manos (en el caso de los sordos), ella es la que tiene un maravilloso efecto en los otros, cuando es bien utilizada.
Yo, como fonoaudióloga, tengo como objetivo darle a las personas la posibilidad de usar esa preciosa herramienta y me gratifica enormemente cuando lo logro. Beso grande.

C. A. C. dijo...

La PALABRA. No te digo lo que para mí significa porque "no tengo palabras suficientes" para ello.

P.D. Las manos entrelazadas o cómo decir "te quiero" con las palabras cuando hay ausencia y/o distancia.

Juan Pedro dijo...

Eres la bomba, Amelie. Qué sorpresón. Tú sí que eres buena gente. Con palabras así da gusto cumplir años. Un abrazo muy muy muy grande...

Raúl dijo...

Al fiiiiiiinnnnnn!!!!!
Alguien que valora LA PALABRA (en tanto elemento básico de la comunicación y no en el sentido de compromiso).
Será que uno -aunque nunca ejerció- tuvo el placer de estudiar comunicación social.
El caso es que ese "efecto mariposa" del cual hablas (y que Drexler grafica en "Todo se transforma") es absolutamente cierto y -para los incrédulos- comprobable empíricamente.
Te mando un abrazo naranja, desde este Montevideo que poco a poco va visitiéndose de primavera (no imaginás el "hambre de rambla" que tengo)

ANONIMA VENECIANA dijo...

Amelie. Usted sabe mi querida amiga, que me encanta como escribe, porque creo que nos unen muchas cosas siendo personas de riesgo.ja.ja.ja. y creo absolutamente en el efecto mariposa y en la fuerza de la palabra. Cada letra tiene un sonido , una mùsica y una melodia y quien la dice no deja de ser un alquimista de las emociones.....
Que bien definido el " efecto mariposa "....!!!!
Todo mi cariño amiga, con un invierno vestido de naranja
Vene

Alnitak dijo...

El efecto mariposa es aplicable a todo, yo lo adoro, me parece la base del mundo (de ahí viene el nombre y el logo de mi blog).
Encantada de leerte y gracias por pasarte por mi blog y por el enlace.

Si lo llego a saber contrato a Raquel como Relaciones Públicas.

Saluditos y nos leemos

amelie dijo...

ELIZABETH: qué interesante lo que cuentas de tu trabajo. No sabía que te dedicabas a eso, pero indudablemente que es una gran labor... Te mando un beso grande y gracias por tus frecuentes visitas a este rinconcito...

CAC: afortunadamente estamos quienes te leemos (o vemos interpretadas tus obras) para hablar de la importancia de la PALABRA en tu vida y del buen uso que le das a ambas (a la palabra y a la vida). Tanta intensidad en pocas páginas abruma y tú tienes la capacidad de provocar eso con las palabras. ¡Qué don! Gracias por compartirlo. Un beso enorme, amigo mío, y entrelazo las manos en símbolo de nuestra no-distancia y no-ausencia.

amelie dijo...

JUAMPE: a falta de otras felicitaciones (tirones de orejas varios jejeje), bueno era este homenaje. Me alegra verte tan feliz en ese momento de madurez que suponen los 40 (dicen, que yo aún no llegué jijiji) y qué gran herramienta es internet para permitir la cercanía cuando a veces no se puede de otra forma. Un beso enormemente naranja

RAÚL: yo empiezo a estornudar por estos días y no creo que tenga que ver con resfríos ni gripes raras. Creo que es el anuncio de la primavera del sur que tanto me afecta. Sí, obvio, el efecto mariposa jejeje... Un beso desde Madrid (con calor, aunque hoy afortunadamente remitió un poquito).

VENE: sigamos arriesgándonos aleteando emociones por el mundo, ¿no te parece? Si lo hacemos, seguro que cada vez más personas se contagian de la locura de la vida. Te mando un beso grande, of course, de color naranja.

ALNITAK: qué grande!!! No sabía lo de la cabecera. Insisto en que me encantó tu forma de escribir y, sí, tendremos que darle a Raquel una comisión por intermediaria jajaja... Un beso y hasta otra