miércoles, 11 de marzo de 2009

Divagación

En contra: a veces nos sentimos insignificantes ante la contemplación de la Belleza; a veces creemos que la escala de medida está en lo de afuera y que somos tan pequeños que no podemos alcanzar la cumbre; a veces consideramos que no merecemos estar ahí...
A favor: a veces teñimos con nuestros colores muros que son absolutamente grises...

14 comentarios:

Raúl dijo...

Y sin embargo, eso de sentir que no merecemos estar ahí (al tiempo en que comprobamos que -efectivamente- estamos ahí), termina jugando a nuestro favor.
Un beso

Guidaí dijo...

Hola amiga naranja!!
Tengo tiempito sin pasar por su casa, pero bueno aquí estoy.
Me resultó hermoso el texto y hermosísima la foto.
Es bueno teñir el universo con nuestros propios colores y recordar siempre que "todo cuanto te rodea lo han puesto para ti".
Un abrazo enorme desde el sur del sur

Un tal Iván dijo...

El viajero sin problemas, lleno de sonrisas y gritos de locomotoras, va a las fallas de Valencia. El báquico, a la Semana Santa de Sevilla. El quemado por un ansia de desnudos, a Málaga. El melancólico y el contemplativo, a Granada, a estar solo en el aire de albahaca, musgo en sombra y trino de ruiseñor que manan las viejas colinas junto a la hoguera de azafranes, grises profundos y rosa de papel secante que son los muros de la Alhambra.
García Lorca
................................... No quiero ensuciar el bello texto del gran Federico, la dejo aquí. El texto completo: http://www.tinet.org/~picl/libros/glorca/gl001002.htm

Besos

Santiago dijo...

¿Qué decir?
Después de lo citado por Un tal Iván casi no queda nada por decir.
Granada... Claro que te la merecés.
Porque también has caminado por mis calles varias veces tiñendo sus muros grises casi sin historia, y los pintaste de naranja. Varias veces.

amelie dijo...

RAÚL: me gusta esa idea que dibujas, la de que al no creérsela una mucho termina saliendo bien. Cruza los dedos... Te mando un beso enorme, amigo...

GUIDAÍ: muchas gracias por tus lindas palabras y por dedicarme un segundito de tu preciado tiempo (veo que está siendo bien aprovechado). Te mando un beso enorme (y cómo no, gracias por lo que dices...)

amelie dijo...

IVÁN: como bien dices, lo que dice Federico no se puede decir de otra forma... Sé que ese lugar te impactó, así que no puedo añadir mucho más que su belleza... Un beso grande

SANTIAGO: sí, en realidad un@ encuentra inspiración en Granada o Montevideo, todo tiene que ver con un@, su forma de mirar, su forma de sentir... Gracias por seguir pasando por el rinconcito naranja. Un beso grande

Anónimo dijo...

qué poquito falta para sentirme con mi metro cincuenta aún más chiquita!


adoroté!

CASANDRA dijo...

anverso y reverso, cara y contracara, los dos lados de la luna, quizá sea un sano equilibrio el sentirnos pequeños en lo omnipotente e inmensamente grandes como para pintar de colores los muros.besos de todos los colores a tu corazón naranja.

David dijo...

santakopower:
¿Y quién dice que sentirse pequeñito al tomar conciencia de la inmensidad de lo que te rodea es algo que juega en contra?

Santiago dijo...

¿Qué pasó con los Pet Shop?

fiorella dijo...

La belleza, la que me llega como tal a mí, me hace sentir parte,integrada,plena.Un beso

fiorella dijo...

Los Pet Shop Boys??,desde ya te digo que me encantan.Un beso

ANONIMA VENECIANA dijo...

Amelie. Como siempre, tu inteligencia y sensiblidad me sorprenden en cada conclusiòn por tu manera de mirar el todo....
vos sos parte del milagro y la belleza de integrarte al paisaje...vas dejando tu huella paso a paso y pintando los grises de naranja.... todo tiene un porquè...nada està puesto porque si....tal vez una calle esperaba tu pisada y un rincòn perdido y oscuro necesitaba un poco de naranja.........
Solo al mirarlo desde tu lente iluminaste un camino....porque no ??? asi se va construyendo este bendito universo que nos une en un punto que ni nosotros a veces desciframos.........
todo mi cariño teñido de arco iris de sàbado otoñal en un buenos aires con aires de verano aùn..
Besos
Vene

Beatriz dijo...

Completa y absolutamente de acuerdo con Santiago...¡qué decir después de Ivan!

Te sigo y nunca dejé comentario, pues no me animaba mucho. Tengo blog porque me lo hicieron. Entonces un día me dije: ¿porqué no?.
Ahí empezó la cosa. El tema es que no sé ni me gusta escribir demasiado.
Me gusta disfrutar de lo que postean bien y hermoso, como tu.
...pero el tiempo pasa y una se va poniendo, no solamente más vieja, sino que también más atrevida.
Entonces algo empecé a postear.

Me encanta tu persona (la que conozco a través de tus fotos y comentarios de Santiago).
Pero más me gusta la foto de tu portada...esos pies queriendo y no queriendo pisar las flores (nuestras), marchitas.
Amás a Montevideo como lo amo yo.
Una Montevideana, te deja besos naranjas.