martes, 12 de agosto de 2008

Las lágrimas de San Lorenzo

Hace un par de años, estaba inmersa en una bella aventura literario-periodística alrededor del club argentino de fútbol San Lorenzo de Almagro. Aquella publicación, al menos hasta donde yo sé, jamás vio la luz, pero a mí me sirvió para llevar a cabo una preciosa tarea de investigación, de recopilación de datos, de consecución de documentos históricos, de carga importante de pilas (a veces algo tan necesario cuando estamos inmers@s en la rutina del día a día).

Anoche, en Madrid, pude asistir a esa lluvia de estrellas que todos los veranos (en esta parte del mundo) nos inunda y que suele conocerse por "las lágrimas de San Lorenzo" por coincidir, día más día menos, con la festividad de ese santo al que quemaron en una parrilla. En medio de la cotidianidad, otra compañera y yo nos escapamos y pudimos ver, con la complicidad de otro compañero en un lugar que no puedo mencionar (para que, especialmente, él no se meta en líos), unas cuantas estrellas fugaces. Yo sólo vi tres, y digo sólo, porque ell@s consiguieron ver alguna más. No pedí ningún deseo (más allá de los habituales), pero les conté que en Valizas (Uruguay) es habitual verlas cada noche, ya que no hay luz eléctrica alrededor que perturbe ese espectáculo de la bóveda celeste y basta con asomarse al exterior del rancho para dejarse envolver por la oscuridad y la permanente lluvia estelar.

Ya no lloro más por aquel San Lorenzo perdido. En cambio soy capaz de emocionarme ante la belleza más pura...

7 comentarios:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

pero estabas leyendo sobre un club muy muy muy pecho frio como diriamos aqui, que allá en España no se como se dirá, debes leer de Boca Juniors, que en unos dias viaja a jugar un partido contra el Barsa...

amelie dijo...

OTRA VEZ A VIAJAR AL OLVIDO: pues claro que sí, claro que debo leer de Boca Juniors (en realidad me hice de Boca cuando le quitó la Intercontinental al Real Madrid), pero esto fue un encargo hermosísimo al que puse mucha fuerza. Ojalá otra vez sea sobre Boca...
Gracias por pasarte. Saludos

fiorella dijo...

Yo las que vì,las vì en Rocha y tambièn en el fondo de mi casa. Cuando al mirar el cielo nos soprende esa caìda luminosa es algo increìble,no?.Un beso

ANONIMA VENECIANA dijo...

Me ganaron Amelie. Te iba a decir que tenias que ser de Boca Juniors, pero me ganaron. Es que Boca es algo tan inexplicable, que la primera vez que me llevaron a la cancha no podia crer la emociòn que me diò, làstima que todo cambiò y ahora hay mucha violencia, aunque se puede ir tomando precauciones..ja.ja.ja. Tal vez nos cruzamos por Valizas en el verano , en alguna fogata. Besotes de acà para allà.

Lucía.uy dijo...

....yo también las ví!! en Barra de Valizas!
Es increíble ese cielo nocturno verdad? parece que se nos viene encima y que nos aplastará como a una hormiguita!

Besotes y abrazotes!

amelie dijo...

Che!!!! Y qué tal un encuentro valicero, mujeres voladoras??? A soñadoras no nos gana nadie...
Besos naranjas

David dijo...

santakopower:
Aunque de vacas, te dejo el comen para cuando vuelvas. De lo de Las Lágrimas...me ha recordado lo que yo hacía cada año por las Españas. Mi hermano es un gran aficionado al tema estrellas. El nos introdujo a los Santakos en el asunto. Cada 15 de agosto (creo que ese días es el clave de tres) ibamos a verla. Excusa como otra cualquiera para tomar el fresquito y echarse unas cervecitas al cuerpo.
De la parte de estrellas a tope todo el año...mi experiencia reciente me permite hablarte de Golden Bay. Estando de excursion alli la conductora, a la vuelta de una noche de bares, se desvió hacia la playa (increible, cuando para el tema estrellas lo que interesa, en teoría, es tener altura), paró el motor, nos hizo bajar de la furgoneta y, antes de tocar suelo, nos dijo: bienvenidos al cielo de Golden Bay................No tengo palabras. Ojala un día lo puedas ver.