domingo, 3 de agosto de 2008

Tarde de domingo

"Domingo por la tarde
me vienes a buscar
y vamos a perder el tiempo un rato (...)
Dan el mundial en la tele del bar
España vuelve a casa
yo juego al futbolín contigo,
sinceramente da lo mismo
¿qué importará quién pierde o gana?
Si nunca nos jugamos nada"
(Amaral, "Tarde de domingo rara")

Leyendo a Casandra me he inspirado en esto del domingo tarde para mi caminito de hoy. Ya sé que ahora mismo en Montevideo no hace el espléndido tiempo que refleja esta fotografía, pero éste fue mi primer paseo por la rambla, un domingo de diciembre de 2006, con calorcito y mate (por supu). Mi gran anfitriona, Daniela, me había llevado la noche anterior al Fun-Fun, esa mañana a Tristán Narvaja y por la tarde de domingo, claro, rambla.

Hace un par de meses puse en casa "El lado oscuro del corazón" y lloré como una boba, pues no había vuelto a verla desde que 'viví' en Ciudad Vieja. Me emocioné reconociendo esquinitas, calles y hasta 'el cordón de la vereda' (jaja), por no hablar de esos viajecitos en buquebús. Ayer, sin llegar a las lágrimas, me ocurrió algo parecido porque elegí "Whisky" como película de sobremesa. Me di cuenta de que la proyectaron en el Festival de Cine de San Sebastián de 2004 y desde entonces no había vuelto a verla entera (sí alguna imagen suelta en televisión).

¿Qué significa esto? ¡¡¡Que yo aún no conocía Uruguay!!! Si ya en aquel momento me impactó, sin haber ido al paisito, os podréis imaginar lo que fue ayer. Sigo sin ir a Piriápolis (yo soy valicera) ni a la canchita del Tanque Sisley (soy violeta), pero logré sentir ese aire de las callecitas de Montevideo, reconocerme en esa emoción de descubrir el mar desde algún rinconcito, saborear el mate en la cocina...

Todo esto venía a que hoy es domingo tarde, a que en Madrid hace muchísimo calor y a que mientras desde el equipo de música sale jazz en mi corazón resuena Jaime diciendo eso de "extraña el aire del puerto cuando anuncia temporal".

6 comentarios:

Juan dijo...

Que decirte... cuando empezé a leer, me acordaba de una canción de Niquel una banda que marcó historia en Uruguay, me acordé de la parte en que dice: "como el Uruguay, no hay!" ojo, no es fanatismo sino que las cosas que amo de Uruguay son esas cosas "minimas" que vos nombraste en el texto, caminar por la Rambla, la Feria, el mate en la cocina! y te iba a decir que mi cantor favorito es Jaime y que no hay un día en que no tararee una canción de él! Ese tipo narra las cosas de acá de una forma que el que las conoce las entiende, "el aire del puerto, cuando anuncia el temporal" es tal cual. Bueno, tenemos cosas en común! Mi querida te mando un beso, desde el Barrio Sur! Te cuento que vivo a 2 cuadras de Durazno y Convención, hace 6 años que vivo en este barrio, pero por puro capricho, quiero la rambla, el candombe, el mate amargo y las tortas fritas.

Ta no se si exagero pero es lo que vivo a diario.

Besos!
Juan

CASANDRA dijo...

querida "coterránea del corazón"!!! qué lindas cosas decís y sentís... ya vas a tomar mate conmigo en la cocina de mi casa, de eso no te salvás, y de escuchar a Jaime en el balcón de mi casa, tampoco. Ya se que se está armando la "barra" así que ...solo falta que pase el tiempo de aquí a octubre y nos vamos a pesar por la rambla.

ANONIMA VENECIANA dijo...

Amelie. Que hermoso que desde España sientas en tu corazòn y cuentes todo lo que contàs. Yo soy Argentina, asi que una vuelta por Buenos Aires tendràs que dar.ja.ja.ja. . Pero amo Montevideo y la he recorrido mucho, mucho. Esa rambla la caminè de punta a punta y es realmente hermosa. El mercado del puerto, los artesanos, definitivamente los argentinos y uruguayos ( salvo por el futbol ), estamos màs unidos de lo que creemos. Acà es un domingo con sol, pero con mucho ,mucho frio. Ideal para compartir unos mates, ver unas lindas peli, estar con amigos o simplemente disfrutar el estar con uno mismo pero en paz y disfrutàndo el ser, el estar.
Te esperamos muchacha, asi que tendràs que agregar tu paso por Buenos Aires.ja.ja.ja.
Muchos abrazos y cariños domingueros..ja.ja.

fiorella dijo...

Bueno,como veràs no te salvàs de los mates.Yo te llevo al estadio,Casandra te invita unos mates,y tambièn hay toques de candombe los domingos en la tarde cerca del Parque Rodò.Hace poco Guidaì me invitò a ver La Melaza,cuerda de tambores femeninos.Si venìs estàs invitada tù y los que andan por acà.Hoy,aunque es invierno, aun es una tarde de sol calentito y cielo celeste que quita esa cosa melancòlica que tienen los domingos.Un beso

Lucía.uy dijo...

...y ta....yo no sé que decir, creo que te lo han dicho todo!
te dejo unos abrazos

amelie dijo...

JUAN: mira, para mí lo vivido en Uruguay (Montevideo y costa de Rocha; Colonia sólo fui un día y hasta ahí dio para eso) se basa en todas esas historias mínimas de las que hablas. Son los tangos de Clarin, es mate de mañana con Zitarrosa en el equipo de música (no hay mejor despertar que con Zitarrosa), son las canciones de Jaime que día a día resuenan en mi casa (jajaja, los vecinos deben de estar hartos) y verlo gratis en la calle, también es Cabrera (al que descubrí más tarde), son los tambores que resuenan por sus calles (y que acá vivimos algún día en el parque del Retiro), son sus callecitas de Ciudad Vieja, sus hojas de jacarandá en el suelo, también sus miserias (no las olvido) y cómo no Durazno y Convención (pahhhh, mirá dónde vas a vivir jajajaja, tengo una foto ahí claro). Sí, Uruguay son sus historias mínimas. Ninguna duda. Y lo peor (lo mejor jaja): lo mucho que calan en el alma...

CASANDRA: me encanta esa sugerencia del mate en la cocina y jaime en el balcón y la de la rambla jajajja. En realidad ya me estoy viendo allá jajajaja...

ANÓNIMA VENECIANA: todo mi cuelgue con el sur empezó visitando Buenos Aires y por supuesto siempre que viajo al sur hago doblete. Lo que pasa es que desde que conocí Montevideo (cuando digo conocí, digo patearla, visitarla bien, vivirla) se me quedó en el alma y a Buenos Aires voy de visita jajaja... Pero claro que estaré en Buenos Aires en octubre (mis amigos viven en el sur, cerca de Berazategui y Quilmes).

FIORELLA: bueno, ya te contesté a lo de La Melaza en tu blog. Increíble lo pequeño que es el mundo, no? YO había oído que el círculo era de siete personas, no de seis, pero ta, en cualquier caso, está claro que sí, que nos conoceremos y tendremos miles de anécdotas de encuentros comunes jajaja...

LUCÍA: abrazos recibidos. Yo sabía que usté coincidiría en todo lo dicho anteriormente. Si lo del mate y el estadio y el candombe ya están elegidos, para usté qué dejamos? ¿La Patricia quizá? ¿Una grappa? ¿Un café en el Café? Jajajja...

BESOS PARA TOD@S